El cannabis medicinal (o marihuana medicinal) es la manera en que se menciona el uso de la planta Cannabis sativa y sus cannabinoides, como terapia médica para tratar algunas enfermedades o aliviar determinados síntomas.

 

Por ejemplo, la FDA (Food and Drug Administration o, en español,  Administración de Alimentos y Drogas) de Estados Unidos ya ha aprobado dos medicamentos en formato de pastilla con cannabinoides, el ingrediente sicoactivo principal de la marihuana, para uso medicinal exclusivo.

 

El cannabis medicinal se administra de distintas formas, como mediante vaporización o fumar brotes secos, en formato comestible, ingiriendo cápsulas o utilizando aerosoles orales. Los cannabinoides sintéticos están disponibles como medicamentos con receta en algunos países; ejemplos incluyen: dronabinol y nabilona. El uso recreativo del cannabis es ilegal en la mayoría de las partes del mundo, pero el uso médico del cannabis es legal en algunos países, entre ellos Austria, Canadá, República Checa, Finlandia, Alemania, Israel, Italia, Países Bajos, Portugal y España. Australia se encuentra actualmente en el proceso de aprobación de una ley que permitiría el uso de la marihuana con fines médicos y científicos.

 

El cannabis medicinal puede tener efectos positivos en diversas enfermedades, los cuales se encuentran en mayor o menor nivel de evidencia/experimentación científica, tales como:
Glaucoma: Al dilatar los capilares (o el efecto de los ojos rojos) se descomprime la tensión en el ojo.

 

Cáncer: Detiene la metástasis de ciertos tipos de cáncer.

Diabetes: La sensación de “bajón” o hambre después del consumo baja los niveles de glicemia.

Fibromalgia y esclerosis múltiple: Se sugiere que el efecto del cannabis medicinal incide en el sistema nervioso, por lo que contribuiría a relajar los músculos, con un efecto paliativo en el dolor del paciente.

Alzheimer: Se ha descubierto que los cannabinoides tienen el potencial para disminuir los efectos de la enfermedad de Alzheimer, específicamente al envejecimiento cerebral.

Déficit atencional:  Un estudio alemán que se llevó a cabo durante dos años con 30 pacientes, 28 de ellos hombres y dos mujeres y desde 21 a 51 años tuvo como resultado que la mayoría de ellos consideró que el cannabis trató eficazmente ciertos síntomas, como la distracción, el insomnio y la impulsividad.

Fuentes:

https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/drugfacts/es-la-marihuana-un-medicamento

https://www.veoverde.com/2013/07/marihuana-medicinal-y-sus-8-beneficios-medicinales/

http://www.marihuana-medicinal.com/category/uso-medicinal/page/2/ Marihuana Medicinal: Y usted ¿Le hace el quite a este remedio?

https://www.veoverde.com/2012/08/marihuana-cinco-puntos-positivos-avalados-cientificamente/

https://www.veoverde.com/2012/12/estudio-marihuana-no-quita-el-dolor-pero-ayuda-a-enfrentarlo-de-manera-mas-amigable/

http://www.marihuana-medicinal.com/el-cannabis-es-una-alternativa-a-los-medicamentos-para-el-add-tdah-trastorno-de-hiperactividad-con-deficit-de-atencion/

http://www.cannabis-med.org/english/bulletin/ww_en_db_cannabis_artikel.php?id=461#6